MANUSCRITO MOZÁRABE

Fotocopia de un fragmento latino-árabe descubierto el año 1909 por Dom de Bruyne en el archivo de esta Santa Iglesia Catedral de Sigüenza.

El archivo Vaticano, al tener noticia de este descubrimiento, suplicó al entonces prelado de esta diócesis, Excmo. y Rvdmo. P. Minguella, y a su Cabildo la cesión del original, prometiendo enviar una fotocopia del mismo. No sabiendo negarse el Obispo y Corporación Capitular a los deseos de una entidad tan respetable, accedieron a ello; y hacia el año 1911 enviaron desde Roma la prometida fotocopia.

La que se exhibe en esta vitrina no está completa, ya que la original contenía los versículos 1–15 (cap. 1) y los versículos 6–24 (cap. 3) de la Epístola de San Pablo a los Gálatas, y la presente fotografía solamente contiene, en cuanto al cap. 1, desde las últimas palabras del vers. 7 hasta la última palabra, exclusive, del versículo, 6 hasta el principio del vers. 16. Suponemos que habrá desaparecido el resto de la fotocopia, pues no es probable que la enviasen incompleta.

El texto latino se halla escrito en minúscula visigoda.

Dom de Bruyne, basándose en los caracteres que ofrece dicha paleografía, y aquí en Sigüenza, pensó que el manuscrito se había compuesto durante el siglo X, y así lo consignó en la parte inferior del original. Este detalle aparece también en la fotografía y se expresa mediante los signos “S. X”: Ya en Roma, pudo estudiar mejor el documento y consultó el caso con el profesor Loew, especialista en paleografía visigótica, quien le manifestó que, a su juicio, el folio en cuestión era más bien del siglo IX. De las comparaciones y estudios realizados se deduce que el documento fue escrito alrededor del 900: a finales del siglo IX o principios del X.

El fragmento visigodo a que se refiere esta fotocopia se halla registrado en los catálogos de códices visigóticos hechos por autores nacionales y extranjeros. Tiene, pues, un renombre internacional.

Felipe Peces Rata
Canónigo-Archivero de la Catedral de Sigüenza